miércoles 2 de junio de 2010

TORMENTA SOLAR

Imagina por un momento, estás dentro de un elevador y éste se queda inmóvil, se apagan las luces súbitamente, con la esperanza de que sea solo una falla eléctrica intentas guardar la calma, treinta minutos después empieza la desesperación de aquellos que van contigo, no sabes qué hacer, pasan varias horas y aun no te han librado de esa prisión ya no puedes estar tranquilo. Afortunadamente un grupo de rescatistas han llegado por ti armados con linternas pero ¿qué pasa? Toda la ciudad está inmersa en la oscuridad, simple, el sol ha jugado con nuestra tecnología y ha generado lo que llamamos una tormenta solar dañando toda la red eléctrica, pero esto es solo el comienzo…

Cada 11 años el sol entra en un periodo conocido como máximo solar que se asocia a ciclos de elevada actividad, expulsando materia a velocidades cercanas a las de la luz. Los eventos más impresionantes registrados corresponden a los años 1859 y 1958; en ambos casos, se observaron auroras boreales en países cercanos al ecuador como México y Cuba.

Se espera que el próximo máximo solar se presente a finales de diciembre de 2012, lo que coincidiría con el fin del calendario maya que tiene como fecha el 21 de diciembre de 2012. El máximo solar tiene una duración de un año aproximadamente y durante este tiempo se producen grandes liberaciones de energía llamadas eyecciones de masa coronal la cuales contienen una gamma enorme de radiación y partículas solares; éstas podrían ocasionar enormes daños:

a) Debilitar nuestro escudo magnético terrestre, también llamado magnetósfera, permitiendo con esto el paso indiscriminado de radiación.

b) Las afectaciones a sistemas estratégicos tales como satélites o líneas eléctricas.

No es como imaginamos, la muerte de miles de personas llegaría no por los rayos solares, sino por los efectos que estos produzcan; cantidades enormes de radiación enviados directamente a la tierra por el daño en la capa de ozono y la magnetósfera terrestre causados por la tormenta solar provocarían una disminución en la fotosíntesis de las plantas, debido a que éstas no tienen demasiada tolerancia a los rayos UV, y es muy probable que la base de la cadena alimenticia (plancton marino) muera y con ello se ocasionarían hambrunas y escases de alimento en todo el planeta.

En la segunda situación los efectos se notarían en el corto y largo plazo, al no haber electricidad la economía y las comunicaciones retrocederían; el suministro de agua también se vería limitado e incluso las fábricas detendrían su producción. La falla eléctrica sería global y tardaría algunos años en recuperarse por completo, esto nos hundiría en un caos total debido a que la civilización actual está completamente cimentada en el funcionamiento de aparatos y sistemas electrónicos.

Este sería el inicio de una seria de acontecimientos catastróficos que nos dejarían en un escenario tecnológico similar al de hace algunos siglos. Estemos cerca o no a una posible catástrofe de estas magnitudes es indispensable que se empiecen a tomar medidas y a pensar que es lo que se podría hacer en un escenario de este tipo.

Reacciones: 

0 Comentarios en "TORMENTA SOLAR"