domingo, 3 de abril de 2011

LA LEYENDA DE LA PLANCHADA

Estamos acostumbrados a escuchar relatos de fantasmas malignos que traen consigo la muerte o alguna desgracia tras su aparición, pero en la ciudad de México se asegura que existe un fantasma benevolente, se trata de una mujer de aspecto compasivo que inspira confianza y viste un uniforme de enfermera perfectamente liso, a esta aparición le han llamado “la planchada”

El lugar de origen de esta leyenda es el Hospital Juárez entre el siglo XIX e inicios del siglo XX, ubicado en el centro histórico del distrito federal, hay distintas versiones entorno a este espíritu a continuación mencionaremos las más populares.

Se trataba de una enfermera recién llegada al hospital que siempre mantenía una imagen completamente pulcra, su vestido bien planchado y los zapatos siempre limpios.

Contrario a su imagen esta enfermera era una persona irresponsable y comúnmente descuidaba a sus pacientes a grado de dejar morir a los enfermos por no manchar su inmaculada ropa.

Como castigo a su negligencia después de morir se le ordena regresar al hospital donde se desempeño laboralmente en vida y asistir a los pacientes que son descuidados por las enfermeras.

La segunda versión es la de una enfermera de nombre Eulalia que siempre cuidaba su aspecto personal y atendía correctamente a sus pacientes, pero al llegar un medico nuevo al hospital ella se enamoro inmediatamente de él e iniciaron una relación, después de un tiempo juntos Eulalia se entera que su gran amor le es infiel entrando en una profunda depresión causando que desatienda a sus pacientes ocasionando la muerte de varios de ellos

La mujer muere totalmente arrepentida por sus actos y se dedica aun después de la muerte a enmendar sus errores cometidos en vida.

Hay una gran cantidad de personas que aseguran haber sido atendidas por una enfermera con las características de “la planchada”, estos pacientes se han recuperado inesperadamente de sus enfermedades y afirman fervientemente que fueron visitados por el espíritu de esta mujer.

Hay una historia similar en el Hospital general de San Felipe en Honduras donde una monja fallece en el hospital y su cuerpo es enterrado en las cercanías del edificio, se dice que a partir de ese día se le vio deambulando por los pasillos de la clínica ayudando a los pacientes a recuperarse.

Las características de estos dos casos son muy similares aun así ambas leyendas siguen trayendo esperanza entre los enfermos y un mensaje de responsabilidad a los profesionales de la salud.

No se han anexado videos debido a la poca credibilidad de ellos
Invita a tus amigos a leer esta publicación via facebookseleccionar amigos
anteriores siguientes el fin del mundo