martes, 19 de julio de 2011

LA PLAGA GRIS NANOTECNOLOGIA DESTRUCTIVA

El término “la plaga gris” (gray goo) se refiere al escenario hipotético que podrían generar robots creados con ayuda de nanotecnología molecular con la capacidad de auto replicarse de manera descontrolada con materia del exterior sin atacarse entre ellos mismos, consumiendo toda la materia del planeta tierra en poco tiempo.

La idea y el término para expresar este escenario fue originalmente propuesta por Erick Dexler, pionero en nanotecnología en el año 1986, quien en su libro “Engines of Creation” expone un ejemplo de cómo se realizaría un evento de este tipo.

Según Dexler si solo un robot de este tipo se liberara y que este robot fuera capaz de replicarse cada 1000 segundos, en tan solo 10 horas se tendrían más de 68 mil 719 millones de nano robots y no 36 debido a la naturaleza exponencial de replicación. En menos de un día la masa de los robots alcanzaría aproximadamente una tonelada, en menos de dos días tendría la masa de la tierra y en 4 horas más superarían la masa del sol y todos los planetas del sistema solar juntos. Sin duda son datos realmente alarmantes.

En el artículo “Why the future doesn’t need us?” (¿por qué el futuro no nos necesita?), publicado en la página web Wired, Bill Joy cofundador de Sun Microsystems externa su preocupación ante el desarrollo tecnológico alegando que no nos podemos permitir cierto tipo de accidentes con robots ensambladores replicantes. Además habla del trabajo de un científico llamado Stuart Kauffman mencionado en la revista Nature donde hallaron un péptido de 32 aminoácidos que puede “autocatalizar su propia síntesis”, donde ahora puede notarse una ampliación de la idea de Dexler añadiendo elementos de la naturaleza que son prácticamente “maquinas autoreplicables ya construidas” sería algo así como la plaga verde.

En la actualidad muchos representantes de la industria nanotecnológica descartan toda posibilidad acerca de la creación de robots auto replicables que ocasionen un fin del mundo; inclusive se burlan de esta teoría argumentando que dichos robots necesitarían cantidades enormes de energía para poder realizar su replicación, ya que los enlaces entre átomos presentes en el mundo que nos rodea son muy estables y se necesitaría romperlos para reorganizarlos y convertirlos en materia prima necesaria para la duplicación automatizada.

No es necesario llegar a este tipo de teorías catastrofistas y de ciencia ficción para darnos cuenta que el mundo ya tiene una plaga de organismos auto replicables que ponen en riesgo la existencia de nuestro planeta, estos organismos son mejor conocidos como “seres humanos”.
anteriores siguientes el fin del mundo