miércoles, 12 de octubre de 2011

CIENTIFICO SUGIERE EXISTENCIA DEL KRAKEN

Un paleontólogo llamado Mark McMenamin, de Mount Holyoke College en South Hadley, Massachusetts, ha propuesto un escenario increíble a un yacimiento fósil descubierto en 1928 en Nevada, esta nueva idea rompe la línea entre la ciencia y la ciencia ficción, la existencia del Kraken.

La posición ordenada de los fósiles de un gran número de criaturas enormes incluyendo 9 esqueletos de ictiosaurios de aproximadamente 15 metros de largo le llevaron a creer al científico de Massachusetts, McMenamin, que dichos animales marinos fueron arrastrados por otro animal más grande hasta lo que podría ser la cueva de un Monstruoso Kraken Real.

Existen científicos que no están de acuerdo con la hipótesis de McMenamin y sugieren que todo podría deberse al un envenenamiento por algas toxicas, o a algún varamiento masivo como el que le ocurre a las ballenas de hoy, pero McMenamin explica:

Algunos de los esqueletos de los ictiosaurios están completamente intactos, pero otros se encuentran más dañados y muestran signos de haber estado expuestos al agua de mar durante tiempos prolongados antes de ser sepultados por los sedimentos, esto plantea la posibilidad de que no hayan muerto todos al mismo tiempo, sino a diferentes horas.

Las muestras arrojan el resultado de haber estado expuestas a una profundidad de no menos de 200 metros de profundidad, y eso demuestra que no pudo haber sido un simple varamiento. Además los restos de los animales parecían haber sido reorganizados y esto propone que los cadáveres fueron realmente trasladados por otro animal más grande.

Todas las observaciones anteriores le han pensar a Mark McMenamin que un Kraken fue quien batalló con los ictiosaurios y después de ganar la batalla fueron llevados a la cueva para después ser devorados, McMenamin agrega también que en la actualidad los cefalópodos (pulpos y calamares) son conocidos por recoger objetos e incluso jugar con ellos.

James Wood, experto en cefalópodos y director asociado en el acuario de Waikiki, en Hawai dice que los pulpos suelen a veces agarrar objetos brillantes, “Son criaturas curiosas, y ciertamente manipulan su entorno”… “pero mientras que los pulpos suelan apilar piedras afuera de la boca de sus guaridas, aun no se sabe si lleven los restos de animales a su casa”.

De momento algunos creen que este hallazgo seguirá siendo un misterio.
Créditos de la Imagen:  McMenamin / The Geological Society of America
Fuente: Nature
anteriores siguientes el fin del mundo