miércoles, 26 de octubre de 2011

LA LEYENDA DEL JUDIO ERRANTE

¿Qué estarías dispuesto a pagar para ser inmortal? 

En la tradición cristiana se relatan muchas historias sobre un hombre que lleva más de 2000 años con vida. 

El mito se remonta a los tiempos de Jesucristo, se dice que Jesús se encontraba camino a la crucifixión tambaleándose por la pesada cruz que cargaba en sus hombros, cuando por unos instantes se detuvo frente a la tienda de un zapatero de nombre Ahaswrus (Ausero) para descansar. 

El hombre lo miraba con desprecio y a lo cual Jesús dijo: 

¿Me obsequias un vaso con agua? 

El zapatero le propino un puntapié diciendo: 

Anda apresúrate largo de aquí cuanto antes, ¿Por qué te detienes?, Si en realidad eres el hijo de Dios ¿por qué no haces que la tierra sea una fuente de agua dulce? 

Jesús lo miró fijamente a los ojos y dijo: 

Yo podre descansar luego, pero tú andarás por ahí sin cesar hasta que yo vuelva. 

Desde ese momento aquel hombre fue condenado a vagar sin rumbo por toda la tierra en busca de salvación hasta que Jesús regrese nuevamente, envejece como cualquier humano hasta que cumple cien años y después rejuvenece a los 50 años, edad que tenía cuando cometió su pecado.

 

Las personas le llamaron el judío errante o el judío inmortal, se le describe como un viejo con vestimenta haraposa que llora amargamente y deambula de población en población arrepentido por el crimen que cometió, se dice que todos lo miran con el mismo desprecio con el que el miro a Jesús. 

En 1228 el historiador y monje benedictino Mateo de Paris escribió sobre una persona llamada Cartaphilus (Catafito) que el mismo describía como el judío errante, 300 años más tarde la leyenda tomo fuerza en Europa para después conocerse en todo el mundo. 

Algunas personas creen que existe más de un “judío errante” debido a que existen relatos hablados y escritos con más de 500 años de antigüedad y de distintos países donde el misterioso personaje se identifica con nombres distintos entre ellos Ausero, Catafito y Samar. 

Las historias de Catafito y Samar guardan un parecido enorme con la historia del zapatero Ausero, las 3 versiones fueron usadas por Adolf Hitler y el partido Nazi durante la segunda guerra mundial para promover la política antisemita en Alemania.
anteriores siguientes el fin del mundo