miércoles, 26 de octubre de 2011

PEDRO RODRIGUEZ FILHO EL MATADOR

Pedro Rodríguez Filho mejor conocido como Pedrinho el Matador nació el año de 1954 en el municipio brasileño de Santa Rita do Sapucai es uno de los asesinos en serie más conocidos en la historia de Brasil debido a que bajo sus perversas manos murieron más de 100 personas.

El matador conoció la violencia antes de haber nacido ya que en una pelea el padre del asesino golpeo brutalmente a su esposa mientras la mujer se encontraba embarazada lo cual ocasiono una leve deformidad en el cráneo de Pedro.

A sus escasos 13 años Pedro era un niño extremadamente violento, confesó haber querido privar de la vida a uno de sus primos al cual golpeo de manera brutal hasta casi asesinarlo.

Un año más tarde Pedro Rodríguez sentía la necesidad de sangre la cual pudo satisfacer asesinando violentamente al entonces Vicepresidente de Alfena quien presuntamente inculpó al padre del joven de haberse robado unos desayunos escolares.

 Poco tiempo después de haber cometido su primer crimen, el asesino ingresó en el negocio de las drogas en el área de Mogi das Cruzes y al tener “competencia en el negocio” decidió que lo mejor era matarlos a sangre fría, se cree que pudo haber ejecutado por lo menos a 10 personas.

Antes de haber cumplido los 18 años la furia de “el matador” se dirigió en contra de su padre, el sujeto se encontraba en la cárcel por haberle quitado la vida a su esposa y destrozar su cuerpo con 21 cuchilladas.

Como venganza durante una visita Pedro saco un enorme machete con el que golpeo en innumerables ocasiones a su progenitor, una vez saciada su ira procedió a destazarlo y a arrancarle el corazón para morderlo hasta tener un trozo de carne.


Con su último acto de crueldad Pedro Rodríguez Filho se ganó la atención de las autoridades, que lograron su captura el 24 de Mayo de 1973 en ese entonces el homicida había cumplido apenas 19 años, se le encontró culpable por el delito de homicidio y tráfico de drogas, se le condeno a pasar 119 años en prisión.

Sin embargo el asesino en serie no se detuvo, durante su estancia tras las rejas aumentó su número de víctimas, según los informes oficiales durante su confinamiento “el matador” privo de la vida a 47 personas más, algunos eran compañeros de celda y otros más guardias de la cárcel.

Pedro no respetaba a nadie incluso decapitó a uno de “sus amigos” y compañero de celda en una prisión de Araraquara tras enterarse que este último había asesinado a su propia hermana, a lo cual el homicida dijo:

“Él era mi amigo pero simplemente lo tenía que matar estoy justificado”

Para el 24 de Abril de 2007 Rodríguez Filho estaba nuevamente en las calles debido a que la justicia brasileña no permite que una persona pase más de 30 años en la cárcel y el homicida llevaba ya 34 años preso.


El matador fue recapturado el 14 de Septiembre de 2011 y puesto tras las rejas por haber causado disturbios, se le encontró culpable nuevamente de asesinato, Pedro siempre sostuvo que el solo le quitaba la vida a personas malvadas e inservibles y en su brazo izquierdo llevaba un tatuaje con la leyenda “Mato por placer”.
anteriores siguientes el fin del mundo